Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Ene / 18 / 2017

Publicado en: Actualidad, Consejos, Noticias

Guppys.

Muy alto en la lista se ubican los guppys. Este colorido pez de acuario de agua dulce, disponible en una gran variedad de colores, puede consumir alimento normal para peces en hojuelas, pero también puede reproducirse muy rápidamente, así que asegúrese de mantener solo machos o solo hembras, si no quiere terminar con tantos bebés guppy. Son tan resistentes que pueden aguantar una semana sin comer.

Danios.

Uno de los peces más activos en su acuario. Son muy resistentes, ingieren alimento normal para peces en hojuelas y pueden sobrevivir en diferentes condiciones de agua, lo cual es ideal para las personas que tienen muy poca experiencia en armar un acuario.

Neones (Tetra).

Uno de los peces más populares para principiantes es el neón (tetra). Estos peces de agua dulce fría, aunque pequeños en tamaño, gustan de vivir en grandes grupos, por lo cual usted puede mantener tantos como quiera en su acuario. Puede alimentarlos fácilmente, puesto que les gusta el alimento para peces que viene en hojuelas, y sus brillantes y variados colores son muy apreciados.

Platys.

Los platys son una gran adición para su acuario, debido a que son muy pacíficos y vienen en diferentes variedades y colores. Son también muy fáciles de alimentar, pues les gusta el alimento para peces en hojuelas que se encuentra en el mercado. Debido a su habilidad para vivir pacíficamente con otros peces no agresivos, son ideales para los acuarios comunitarios.

Barbos cereza.

Además de caracterizarse por ser muy amistosos y activos, los barbos pueden tolerar grandes cambios en los parámetros del agua y, en general, disfrutan el alimento en hojuelas, si se les da tiempo para acostumbrarse a la nueva comida. También hay que darles tiempo para ajustarse a su nuevo medio ambiente. Se recomienda mantener plantas vivas en su tanque, detrás de las cuales puedan esconderse hasta que se sientan suficientemente seguros hasta probar que pueden ser uno de los peces de acuario más activos. Prefieren vivir en grupos de más de seis.

Cíclido Boca de Fuego.

Recibe su nombre gracias a su colorido durante su periodo de reproducción. Han sido incluidos en esta lista porque pueden encontrarse fácilmente en el mercado, debido a su gran popularidad, y porque son más bien amistosos, excepto durante su periodo de reproducción, por lo cual recomendamos mantener rocas o plantas en su acuario para que puedan esconderse y poner sus huevos con toda tranquilidad. Tampoco son complicados de alimentar, pues les gusta el alimento de peces en hojuela que puede encontrarse fácilmente en el mercado.

Gourami.

Pez de agua dulce fría, el gourami es uno de los peces tropicales más colorido que existe. Es uno de los peces más populares para los aficionados, debido a su belleza, resistencia y a que es muy amistoso. Se les puede alimentar con comida para peces en hojuelas flotantes. También les gusta esconderse, así que asegúrese de mantener un refugio de helechos flotantes en su acuario.

Pleco Tigre.

Un pez muy pacífico, originario de la cuenca del río Amazonas, al Tigre Pleco le gusta vivir en el fondo de su tanque y básicamente se alimenta de la comida que cae de la superficie. Además de mantenerlos bien alimentados, durarán mucho tiempo siempre y cuando llene el fondo de su acuario con rocas y adornos de madera, donde encontrará su hogar.

Locha Kuhli.

Como el Pleco Tigre, este pez que parece una anguila, hará del fondo del acuario su hogar. Tiene muchas ventajas para un acuario de principiante, como son su carácter amistoso, su habilidad para adaptarse a cambios en el agua, y el hecho de que comerá cualquier alimento que caiga de la superficie, una dieta bastante descomplicada. Se recomienda mantenerlos en grupos de tres.

Escalar.

Este pez grácil y hermoso, nativo de Suramérica, es fácil de cuidar, pero hay que tener en cuenta que no puede mantenerse con peces con los que no se lleva bien. Por lo tanto, evite juntarlos con guppys o neones (tetra). En cambio, se las lleva bien con tetras grandes, platys, molinesias, danios gigantes, gouramis y peces cola de espada. Pueden ser un poco frágiles de jóvenes, pero se robustecen con el paso del tiempo. Se les puede alimentar con alimento para peces en hojuelas flotantes, y si mantiene su acuario adecuadamente, durarán muchos años.